Siglo pasado… los inicios… antes de mi vida con la cerveza

Todavía tenía pelo en la cabeza cuando empecé a sacarme el título de Ingeniero Agrónomo. Tras unos muy felices años de estudio, llegué al punto al que llega de todo universitario, todo un mundo lleno de posibilidades y sin tener ni idea de que hacer ni como conseguirlo.

2004 primer ¿trabajo?

Eran años felices y la crisis no se atisbaba en la lejanía, así que ¿por qué no embarcarse en una beca? Era la época en que ser mileurísta era de loosers,  y yo no llegaba ni de lejos. Mi estancia en el laboratorio “L3” de agrobiotecnología, me permitió conocer gente excepcional, aprender un montón y adquirir experiencia acerca de bacterias, genes, transgenes, cultivo in-vitro y todas esas cosas que algún día me servirán para convertirme en el científico chiflado de una película de serie B, Mu-ha-ha-ha. Tan a gusto estuve que me quedé más tiempo del inicialmente previsto. De paso había que seguir estudiando e intentar sacar una oposición sad

2007 Pasar a mejor vida

El tema oposición se quedó en un quiero y no puedo, pero me permitió pasar a mejor vida., es decir, al mundo del funcionariado. Cerca de 3 años más entre hongos, bacterias, tinciones, subcultivos, elisas, PCRs… Me permitieron adquirir nuevos conocimientos y por qué no, seguir estudiando. Ya que tenía las tardes libres, ¿por qué no estudiar sobre el medio ambiente?

2010, cambio de aires

Gracias a la versatilidad de la Ingeniería Agrícola (y no, no va de coña, realmente creo que es así) pasé a una nueva actividad. Welcome to the “apasionante mundo de la estadística y la contabilidad”. Si bien es cierto que la temática me parece menos apasionante, no ha podido evitar que siga formándome. La asistencia a catas, degustaciones, ferias… empieza a crecer bastante en serio.

2012, Como Induráin; seguimos cosechando títulos.

Terminada la licenciatura en Medio Ambiente, es el momento de centrarse en otra cosa. Además de rescatar del baúl de los recuerdos la sección “idiomas”, tocaba profundizar en el tema del análisis sensorial. Como fiel escudero, asistía a todos y cada uno de los eventos gastro-enologico-cata-cosa acompañando a Ana en su conocimiento del mundillo enológico.

2013, Aunando estudios, hobbies y de todo un poco.

Aunque a nivel profesional no hay muchos cambios, el hobby se empieza a profesionalizar. La creación del club de cata “Nasonautas” pone a prueba mi capacidad sensorial, hasta el punto en que me pregunto: ¿El vino está bien… pero dónde podría yo catar unas cervezas? RETO 100 DIAS 100 BIRRAS Ignorante de mi, había abierto la caja de pandora.

Para colmo, un amigo que por aquel entonces residía en el país de Willian Wallace, va y me dice que hace cerveza en casa, que allá es como otro hobby cualquiera. Aquí ya no había quien me parara, asistencia a catas de cerveza, elaboraciones de cerveza en base a Kits, desarrollo de una cerveza barriguera saciando mi sed de conocimiento bigsmile

2014, Necesito MÁS!!

Estimado lector, como podrás imaginar, esto sigue y no acaba aquí. 2014 me permitió acudir a diferentes ferias y cursos técnicos de elaboración de cerveza. Primero en Logroño a nivel iniciación. Luego en Barcelona, a manos del Instituto de la Cerveza, en el curso de introducción teorico-practica de elaboración de cerveza.

Finalmente se nos fue la olla, y realizamos una estancia en las instalaciones de Cervezas Maier en Cadiz, durante una semana. Mi pasión por este mundillo creció paralelamente, no paré de elaborar lotes, uno tras otro, aprendiendo de cada fallo (aprendí un montón de veces!!!) Y como no podía faltar, también dio comienzo a una serie de catas, mediante la extensión de “Birronautas”, permitiéndome conocer y dar a conocer la gran diversidad de la cerveza artesana.

2015, Externalización y aumento de la locura.

Ni la pasión, ni la formación, ni las ganas de seguir avanzando iban a menos. Estrenamos local para hacer catas y donde estrenar mi brillante Braumeister. Más litros de cerveza casera fluyendo hacia mis amigos y familiares. Simultaneamente el cuerpo me pide más formación e información.

Para final de año ya estoy metido de lleno en el curso de “especialización en cerveza artesana” de la Universidad de alicante. Y por que no, también nos animamos a sacar el certificado BJCP.

2016, Y el hobbie se hizo trabajo.

¿Que podía faltar? Intentar hacer de la afición profesión. Así que tras una larga peregrinación entre contratistas, licencias, tasas, etc. en diciembre de 2016 el sueño se hace realidad. El Retrogusto por fin es Mio y Vuestro, abrimos las puertas al público para compartir nuestra pasión. Y que  mejor forma que dando a conocer nuestra primera cerveza comercial Maiku Pale Ale.

Actualidad: “El retrogusto es mío”

Esperemos que toda esta chapa solo sea el comienzo de una larga trayectoria haciendo, bebiendo y recomendando cervezas a todo aquel que se acerque a “El retrogusto es mío”!

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio web utiliza cookies. Las cookies no son galletas, se utilizan para que tengas una buena experiencia de usuario y no para saciar tu apetito. Si pulsas CERRAR, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y para la aceptación de nuestra propia política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies