local sarriguren vino y cerveza artesana ardo eta garagardoa#LaRonda42: La cerveza de elaboración tradicional y el consumidor generalista

#LaRonda42: La cerveza de elaboración tradicional y el consumidor generalista

En fin, aquí estamos, rascando minutos a Junio. Un mes que ha sido caótico, con alguna alegría y varias decepciones y donde en más de una ocasión me he replanteado escribir en esta ronda, seguir con el blog, dejar redes sociales, dejar mi futuro negocio e incluso irme a vivir a la montaña y olvidarme del mundanal ruido… Y mientras tanto trabajando sin parar para llegar a Julio y poder descansar unos días.

No se que puede salir de este post, mi visión es quizá algo bipolar, tengo una opinión que creo y una que quiero creer. En la línea que voy a trabajar en un futuro es en conseguir lo que quiero creer. Pero bueno, que me adelanto mucho…

Este post viene orientado a satisfacer #laronda42 a la que invitó L’art en Birra. El tema, como bien indica el tema del post es: La cerveza de elaboración tradicional y el consumidor generalista ¿Compatibles con el modelo de negocio actual?. De este titular surgen varias preguntas para facilitarnos la escritura del post

¿Cómo podría acercarse la cerveza artesana a un público que no está predispuesto a consumirla? ¿Está preparada la industria de la cerveza de elaboración tradicional para acceder a un público generalista? ¿Es el modelo de negocio actual el más idóneo para el sector? ¿Son compatibles el modelo de negocio actual con el consumidor no predispuesto a comprar cerveza artesana?

Para comenzar me gustaría explicar un poco por encima la dificultad que tengo para comunicar últimamente. Hace un tiempo, queríamos llamarnos “El retrogusto es mío, especializados en vino y cerveza artesana”, conforme ha ido pasando el tiempo, ha habido multitud de preguntas a quienes hemos ido presentando el proyecto, y que nos han hecho cambiar un poco la visión del asunto

  • Sí, vamos a abrir una tienda a final de año
  • ¿y qué venderéis?
  • Ah pues, en principio, únicamente vino y cerveza artesana
  • Ahhh muy bien, he probado cerveza artesana, es muy interesante y está muy de moda. ¿El vino será también artesano?
  • surprised

Oh My God!!!!!!!!!!! Cuando te lo preguntan la primera vez, alucinas. Cuando esa pregunta se repite en varias ocasiones, te das cuenta, que algo no estás haciendo bien, no vas a trasmitir un cagao en tu negocio… Así que cambias, y comienzas a decir:

  • Sí, vamos a abrir una tienda a final de año
  • ¿y qué venderéis?
  • Somos especialistas en vino y cerveza.
  • ¿Y cuál es vuestro objetivo?
  • Hacer que la gente esté agusto y disfrute en una vinoteca/cerveteca
  • Genial, me pasaré en cuanto abráis

El cambio de percepción de una cosa a otra, por parte del cliente, por el uso de una palabra, una única palabra: dejar de usar industrial y artesana. Buscar calidad en lo que vendes independientemente de los nombres y apellidos de la cerveza, es el objetivo de lo que hay que buscar.

Yo soy de esas personas que últimamente no va más que a sitios especializados, y suelo forzar un poco a la gente a quedar en esos sitios (sobretodo cuando se refiere a bares), cuando veo la reacción de la gente a sitios donde yo me muevo como pez en el agua, me asusta.  Yo no quiero que mis clientes vean millones de referencias, precios, ofertas, recomendaciones, variedades, estilos, se vean abrumados y entren en shock. Quiero que mis clientes entren, vean las cosas claras y así simplificarles la vida.

Creo que a la cerveza artesana (más bien dicho a las micros y a los distribuidores) les hace falta mucho recorrido en esto. Para meter la cerveza en hostelería “genérica”, que es donde se encuentra el público “generalista” como les ha llamado Mikel de L’Art en Birra, hace falta mucha paciencia, mucha formación, muchos consejos y muy buenos vendedores. No sirve de nada, meter artesana en un sitio, por que hay demanda, si luego vas al camarero y te dice “Si tenemos artesanas muy buenas: alhambra y otras”. VERÍDICO, de hace 2 semanas concretamente.

Tampoco sirve de nada, que unos cuantos comercios especializados, se esfuercen en poner precios asequibles, ajustar márgenes a tope, cuando no llegan a la población generalista. Si un cliente va a un sitio “no especializado”, se atreve a probar una punk IPA (porque alguien le dijo que era muy buena) y le clavan 7 euros. Esos 7 euros acaban de dejar a un potencial cliente de artesana acojonado y asustado para toda la vida.

También creo que en estos momentos actuales, no hay que malgastar las ganas y la ilusión. Me explico, que ha sonado fatal: si alguien reconoce y dice que ni loco beberá artesana, que es feliz con su cerveza, es así. Asume que tu público no es todo el mundo, y dirige el esfuerzo. Saber reconocer a cada tipo de cliente es fundamental.

Creo que no se nos puede olvidar, que aunque poco a poco, a base de esfuerzo y mucho mucho tiempo, la cerveza artesana, va siendo algo más conocido, más respetado y que cada vez más gente paga y se interesa por ella…:

Cerveza artesana google trends

Llevamos dos días en este negocio, respecto a muchos países, comparándonos con un mercado bastante joven pero internacionalmente (pensar que estadísticas podríamos ver si esta aplicación recogiese datos desde 1995 por ejemplo):

Cerveza artesana Craft Beer google trends

Respecto al mercado generalista, no os olvidéis que somos poco más que: NADA. Y esa superioridad, que tanto enfada a los artesanos, está ahí porque ellos son conscientes de los litros y € que venden a lo largo del año. Por eso mismo, ni enfadarse, ni acobardarse ni competir. Son productos diferentes con clientes compartidos.cerveza google trends

Cuando miras las tendencias mundiales, podemos sacar otro tipo de conclusiones, como que en nuestro país se bebe mucha cerveza y nuestro mercado objetivo es muy grande pero hay que esforzarse muchísimo en crear y en hacer crecer nuestro nicho.

varios cervezas trends

Con esto, mi objetivo no es desanimar, ni mucho menos. Ese pequeño valor residual, para mí es tremendamente importante. Es una parte de mi vida actual que disfruto enormemente y en la que quiero participar en todos los niveles: como vendedora, como hombrewer con Maiku, como elaboradores profesionales (algún día). No me quiero perder nada, porque esa línea azul me emociona. Pero, para ello, hace falta MUCHO TIEMPO y cuando digo tiempo, digo décadas. Y posiblemente lo que ahora vemos como un modelo de negocio, cambie completamente conforme el mercado (cerveceras, distribuciones, vendedores, hosteleros) madure en su conjunto. El modelo de negocio actual, no esté a la altura de la demanda de los clientes pero habrá que seguir adelante, cometiendo muchos fallos y algún que otro acierto, digo yo!

Con esto, termino, creo que no me he ajustado mucho a las preguntas de Mikel, me ha resultado tremendamente difícil expresar este post, por su situación y por la mía. Es más, creo que no estoy preparada para opinar sobre estas preguntas aún. Quizá de aquí a uno o dos años, pueda tener una opinión más formada y clara sobre el tema.

Ahora sólo me queda: pensar en #laronda43 y en ponerlo fácil, para que disfrutéis el beerano! bigsmile

Comentar
Every Act of Creation is First an Act of Destruction#LARONDA41 FRAGMENTACIÓN DE MERCADO, ONE HIT BEERS Y CINTAS DE VIDRIO

#LARONDA41 FRAGMENTACIÓN DE MERCADO, ONE HIT BEERS Y CINTAS DE VIDRIO

Al igual que Iker, yo también soy madrugadora en esta ronda. Aunque me siento en la obligación de comentar antes de nada, que lo que voy a explicar a continuación es mi experiencia personal y tampoco me voy a arriesgar a adelantarme a un posible futuro con mucha nitidez. No quiero leer este post dentro de 3 años y darme cuenta de mi tremenda ignorancia [facepalm]

Cuando comenzamos con esto de la cerveza, no pensaba que me iba a enfrentar a algo tan complicado como responder a las 20 preguntas de Jorge Solana, de cerveriana, que me han dejado totalmente confusa y con la obligación de sentarme a reflexionar sobre ello (que al final es para lo que sirve esta ronda, no?). Los temas de manera resumida son los siguientes:

La existencia de cada vez más referencias, la cantidad de novedades diarias, la falta de referencias fijas, la autoregulación del mercado, los beer hunters vs los consumidores “normales”…

Unas preguntas, que debido a nuestra situación actual (futuros tenderos-servidores de cervezas), me hago más a menudo de lo que imagináis. Y que me preocupan mucho, ya que nuestro negocio depende en gran medida del comportamiento de nuestros clientes, que en este caso no conozco ni se como van a comportarse.

Para comenzar, me gustaría aclarar lo que es para mí la cerveza craft. Saliéndome un poco del termino artesana (que no me acaba de gustar), considero craft cualquier fábrica que por dimensiones, no acapare un porcentaje de mercado brutalmente amplio (esto no es una cifra, lo seeee) y que no base su modelo de negocio en el marketing en vez de en la calidad. Antes también descartaba aquí las cerveceras industriales entre las que elaboraban lagers o ales, dejando en el lado oscuro todas las fábricas que elaborasen estilos como las american lagers o las american light lagers, etc…, con una cantidad de adjuntos muy altos. Pero es verdad, que ahora me he relajado un poco con este tema (quizá fuese el paso por el bjcp o la vida así sin más…no lo se), pero considero que los adjuntos bien utilizados pueden darte unas características interesantes que no te los da la malta de cebada (lo que no hay que ser es un avaricioso ejem ejem). Por último, considero craft cualquier fábrica que tenga la capacidad de innovar (esto está íntimamente relacionada con el tamaño, #claroestá), porque si tus depósitos son de 300.000 litros (dicho a ojo totalmente, quizá sean incluso más grandes), poca capacidad de hacer recetas nuevas y de venderlas, con lo que eso cuesta!!

Partiendo de la base, de que siempre hablamos de tamaño, economías de escala, y tal y cual, las cerveceras independientes, craft o como se lleve llamarlas ahora mismo, no tienen mucho margen cuando su cliente demanda algo concreto. Que se llevan las IPAs, pues todos a hacer IPAs como locos y a agotar las existencias de lúpulo de mercado mundial, que se lleva las oatmeal stout, pues toma triple de avena para que parezca que te has metido vaselina en la boca, que de repente se lleva las colaboraciones para hacer estilos sour, pues toma acidez por un tubo para que no tengas que ir a limpiarte el sarro al dentista!! Pero ojo, que el cliente demanda lo que le dan. Si los cerveceros son un no parar de crear, el cliente se acostumbra a ese ritmo.

Esto a mí me parece genial, me encanta probar cervezas, comparar un mismo estilo entre cerveceras, y conocer, conocer, conocer (soy beerhunter, winehunter y todos los hunters que queráis adjudicarme), pero a veces también me canso. El estar al 100% en el mercado de las novedades es agotador desde el punto de vista profesional (traducirlo en probar, seleccionar, introducir las referencias en inventario, cambiar cartas, web, etc etc…), pero también como cliente (conlleva entre otras estar enganchado a redes sociales alltime).

El día que decides, volver a tomar una cerveza que te ha gustado, simple, sutil, sin complicaciones y BIEN HECHA, y no hechas de menos probar la última novedad, sientes una ligera liberación.

Y es que creo, que en general hay grandísimas cervezas que están saliendo ahora mismo, que se pierden en el mundo de las nuevas referencias. Y no nos olvidemos de las novedades en etiquetas (que los coleccionistas y los que gozamos con nuevos diseños también somos culpables de esta #locuracraft). Y aquí creo que entra  en juego nuestra capacidad como cerveceros “profesionales”: que pruebas una gran cerveza que es digna por calidad/precio de seguir en tu estantería, compra más de ella si eres cliente, vende más si estás al otro lado de la barrera. Y si tienes tiempo, haz llegar al elaborador tu interés por la cerveza o tus felicitaciones. No pases rápidamente a la siguiente birra para darle tu beneplácito o desecharla de tu ranking personal.

Exigimos a los cerveceros craft, que dediquen tiempo a su cerveza, que nos transmita algo y que nos emocione (en comparación que las industriales) pero luego consumimos a una velocidad de vértigo y no somos consecuentes con que nosotros también debemos corresponder a ello.

Siguiendo con los temas de la ronda y en relación a todo lo comentado anteriormente, encontramos que debido a las novedades, las referencias fijas en cerveceras y por tanto en cervecerías desaparecen. Y aquí entra en conflicto (para mí) las características de los consumidores. Hay un choque muy grande entre un consumidor normal y un consumidor especializado. El primero se conforma (ojo, porque le gusta, que no quiero que nadie se sienta mal) con un producto estándar, el segundo no se conforma, en esa disconformidad aparece la necesidad de probar cosas nuevas.

Esto para mí, no es tan sencillo, el consumidor uno puede evolucionar en un momento de su vida al segundo, el segundo creo que raramente volvería a ser el primero (a mí no me digáis que tengo que volver a beber San Miguel a morro, que me muero), pero si puede convertirse en un tercer tipo:

El consumidor que ha probado muchas referencias, que se ha quedado con sus favoritas, que es fiel a cerveceras: por cercanía, por calidad o por precio y que sigue probando a un ritmo mucho menos intenso.

Creo que esto que acabo de explicar, es un poco el concepto de lo que significa para mí la evolución del sector y lo que significaría algo tan complicado de entender como la autorregulación del panorama craft, simplificándolo muuuucho. El paso de la necesidad de probar cuantas más referencias mejor, a disfrutar de la cerveza craft en su momento justo y adecuado (no a todas horas ni de cualquier manera, ni en todos los volúmenes). Ajustando el consumo (monetario) de manera que te permita disfrutar de cosas especiales cada cierto tiempo y de cervezas más normales en el día a día.

Pero vaya, que no estoy descubriendo la rueda, quien no se haya asustado de lo que se gasta en cerveza al mes, que levante la mano!! Aún recuerdo cuando me puse un presupuesto anual de gasto (en vino) y en Febrero con unas cuantas compras y un curso al que me apunté, lo superé con creces. En cerveza me pasó algo parecido, y eso que no tengo en cuenta lo que Maiku se gasta en homebrewing. Pero esa es nuestra pasión y espero que nuestra profesión y tengo que asumir que mi gasto es mayor que el de alguien que lo hace por ocio.

Para acabar me encantaría mencionar una cosa, no he hablado de las referencias que vienen de otros países, lo he dejado de lado, he tratado a las cerveceras por igual, con sus tendencias, sus calidades y sus precios. Eso me podría dar para otra chapa tremenda y bastante tiene el pobre Jorge con terminar de leer esto y resumirlo lol

PD: La fotaza de la portada de esta entrada, es de una artista llamada Eugenia Loli… Describe muy bien mi estado mental actual #cabummmm

Comentar
cerveza de ezkaba maiku brewingEtiquetado y legislación de la cerveza artesana

Etiquetado y legislación de la cerveza artesana

El sector de la cerveza artesana, es un sector joven, va mucho más rápido de lo que podemos imaginar. Contamos con precedentes. Podemos mirar a otros países cerveceros y ver a donde han llegado, como y cuales han sido sus errores y en consecuencia poder adelantarnos y corregirlos antes de que sean graves. El etiquetado, por simple que parece, es un problema grave con la cantidad de micros que tenemos actualmente en España.

Un problema de difícil solución en las micros nacionales, es la falta de personal. En muchas de ellas, el propio elaborador tiene que vender la cerveza, realizar el plan de marketing, logística, promoción, ferias…, e incluso es responsable del labeling de las etiquetas. Si a esto le sumas una legislación cervecera un tanto ambigua, pueden llegar a tener un problema debido a un mal etiquetado.

Para intentar ayudar con esto, finalmente me leí la legislación (no os voy a engañar, lo hice bastante rápido y algunas partes leyéndola en diagonal, rollo absoluto!). La conclusión rápida es que para realizar una etiqueta que cumpla todos los requisitos, os tenéis que leer la legislación de etiquetado de productos agroalimentarios y cumplir a su vez con la legislación sanitaria.

Pero para que empecéis con algo más sencillo os dejo un resumen de 4 páginas en pdf, aunque repito, os recomiendo que leáis toda la legislación vosotros mismos y que lo consultéis con las personas encargadas del control de etiquetado: DESCARGAR el resumen legal by El retrogusto es mio

Para hacerlo más sencillo aún, he hecho una etiqueta de ejemplo (un poco mierder, pero es que hoy no doy más de sí), donde pongo en rojo los conceptos obligatorios, en verde los opcionales (pero recomendables) y en negro otras cosillas que pueden estar bien (aunque la legislación no los mencione):

Etiquetado de cerveza

1 – La legislación dice claramente que hay que hacer mención a la denominación del producto:

cerveza, cerveza de cereales, cerveza extra, cerveza especial, cerveza sin alcohol, cerveza de bajo contenido en alcohol o cerveza negra. En las etiquetas de artesanas hemos visto de todo. Cerveza artesana, cerveza elaborada con, cerveza elaborada en…, cerveza en grande y solitario, etc…

Una gran mayoría, no denomina su producto como cerveza (ya sabemos lo que es craft beer, pero no es una denominación aceptada). Otro de los errores que hemos visto, es que el tamaño de la letra de la denominación es pequeño. Según la legislación debe cumplir con que el tamaño de letra minúscula sea de al menos 0.9mm.

Del estilo de cerveza (según BJCP, otras guías, o directamente inventado) obviamente no dicen nada. Cuando el sector esté en otro punto, quizá alguien se plantee mover un dedo. Este país va leeeeentoooou!!!

2 – Los ingredientes son voluntarios en el etiquetado

Si los ponéis deben ir de mayor a menor cantidad (agua, maltas, adjuntos, lúpulos y levaduras). Una de las maneras por las que se sobreentiende que tiene gluten, es poner los alérgenos resaltados. Con letra en negrita y/o en mayúsculas y/o subrayado. MALTA DE CEBADA, malta de cebada, MALTA DE CEBADA,… No está de más indicarlo, aunque no es obligatorio. Tampoco es obligatorio poner el icono de: contiene gluten. Al menos de momento.

3 – Obligatoriamente hay que escribir el nombre, razón social y dirección completa del operador de la empresa alimentaria

Que debe ser el que comercialice el alimento. El registro sanitario, es una pista para sanidad. Si no pones la dirección de la fábrica, que no se te olvide poner el registro (ojo los registros no son públicos). Si una persona te hace un control de etiquetado, debe saber donde se ha realizado la cerveza. Yo, personalmente pondría ambas cosas, en el caso de querer prescindir de algo, consultaría siempre a los organismos pertinentes.

4 – Es obligatorio indicar que la cerveza ha refermentado en botella

Si es que lo ha hecho (se libran los que trabajan con isobárico). Hay gente que pone “sin filtrar y sin pasteurizar” o “la cerveza puede contener sedimentos naturales”. Esto es cosecha propia del elaborador y no es obligatorio.

5 – “Consumir preferentemente antes de…” también es obligatorio

Lo que no es obligatorio es el Lote (precedido de la L). Si hay información suficiente en el etiquetado para tener una pista de trazabilidad, aunque yo lo veo, bastante importante y sencillo de incluir.

6 – Otros datos obligatorios son:

– Volumen del envase: 33 cl, 50 cl, 75 cl (ojo con el volumen de llenado, porque al menos en vino, pueden inspeccionarte que realmente haya ese volumen en todas las botellas de un lote y al hacerlo manual, los fallos pueden ser bastante grandes)

– Alcohol: Según lo que leo sólo hay 3 formas de ponerlo: “Alc. 7% vol.” o “Alcohol 7% vol.” o “7% vol.” ninguna más. Lo de Alc By Vol que ponen algunas cerveceras, no se si se consideraría erróneo. Si son muy estrictos está mal puesto, si son laxos y se entiende, pasaría.

Hay otras legislaciones anejas a esto: si tiene cafeína/teína hay que indicarlo. Y no está de más la mujercita embarazada y el símbolo de +18, la legislación de envases y su símbolo de reciclable…

Espero que os haya servido, nosotros como homebrewers, poco vamos a cumplir. Pero quien sabe… quizá un año podamos tener nuestra cerveza y nuestra propia etiqueta!! wooowwww!!!! wink

Comentar
bukowskiMutatis mutandis

Mutatis mutandis

Hace tiempo que comencé a usar redes sociales, a mostrar una gran parte de mi vida en ellas, a compartir cosas que me gustaban y que podían interesar a otros. Sin regalos ni pedir nada a cambio, siempre intentando ser positiva pero crítica. Si algo no me gustaba o tenía sugerencias, lo decía. Nunca hasta hace unos meses, me he sentido coartada en mis opiniones. Pero ya es hora de cambiar. Cambiar lo que se debe cambiar. Mutatis mutandis

Cuando decidimos montar nuestro propio negocio, todo cambió, mis opiniones ya no eran sólo mías, eran de un equipo de gente: Mikel mi pareja y socio pero también de nuestro ayudante, del arquitecto, de la decoradora, del contratista, de la asesoría, etc… Confían en mí y creen en nuestro proyecto. Todos dependen de que yo, llegue hasta el final.

Estos últimos 3 meses, he sufrido de la llamada “montaña rusa del emprendedor”

Con sus ataquitos de ansiedad incluidos, a los que yo llamo “exceso de futuro” y en ocasiones “mucho exceso de mucho futuro”. Sin embargo los peores días, son en los que, de repente, me entra el pánico ante todo lo que no controlo… y quiero dejarlo. ¿Cuán bien estaría ahora mismo disfrutando de las tardes de sol o viajando a algún sitio sin más que preocupaciones que el divertirme?

“Si vas a intentarlo, ve hasta el final, de lo contrario, no empieces siquiera. Tal vez suponga perder novias, esposas, familia, trabajo, y quizá, la cabeza. … … …. … …

Todo lo demás es para poner a prueba tu resistencia, tus autenticas ganas de hacerlo. Y lo harás, a pesar del rechazo y de las ínfimas probabilidades.Y será mejor que cualquier cosa que pudieras imaginar. Si vas a intentarlo, ve hasta el final. No existe una sensación igual. Estarás solo, con los dioses, y las noches arderán en llamas. Llevarás las riendas de la vida hasta la risa perfecta. Es por lo único que vale la pena luchar.” Buckowsky

De todos los miedos posibles, el fracaso, es sin duda el peor enemigo.

Se que muchos negocios no van bien y cierran, lo tengo presente y lo asumo. Lo que no puedo asumir todavía es el fracaso social, el pánico a que me señalen y digan a mis espaldas: “ilusa, ¿pensaba que eso iba a funcionar?”, “se lo dije, debería haber seguido trabajando por cuenta ajena”. Incluso temo a la hipocresía. Nunca he hecho mucho caso del tipo de gente que te sonríe pero en su mirada quiere clavarte un puñal. Casi ni los detectaba (con excepciones muy obvias). Ahora los huelo a kilómetros. Todo es taaaan fácil cuando estás al otro lado, cuando no te arriesgas, cuando no te juegas nada…

Creo que si volviera a hace un año exacto…

….cuando comencé a trabajar el plan de empresa y a hacer un cursos de emprendimiento, con lo que se ahora, nunca lo hubiese intentado. Todo en lo que creía, se ha desmoronado por diferentes razones. Un día, me vi escribiendo en facebook, gritando a un muro vacío, donde nadie me escuchaba.

Me di cuenta, que todos estos años en redes sociales, realmente habían sido una pequeña estafa. Una pérdida de tiempo enorme, que lo único que me ha llevado es a una decepción tremenda. Yo no soy nadie, soy una persona más, entre miles de millones, que comparten cosas que quedan en el olvido a los pocos minutos, días y horas. Eso sí, no la cagues una vez o te expreses mal, que de las sombras saldrá una persona que en 8 años no ha interactuado con una publicación tuya y lo guardará en su cajita de mierda, para toda la maldita vida.

Esto ha supuesto bastante shock para mí, siempre he sido una defensora de las redes sociales y de su utilidad. Pero ahora, más allá de las posibilidades de negocio, me parece que tienen muchas más desventajas que ventajas. Por tanto decidí que se acabaron las redes sociales personales. Si yo he pasado a ser una empresa, voy a ser lo más profesional posible, sin opiniones y sin dar consejos. Y por ende, las entradas personales en el blog, se acabaron.

Esta es la ÚLTIMA entrada personal.

Es una pena, porque sentarme a escribir me da una paz que no lo consigo con nada. A partir de ahora lo haré sólo para mí.

Mientras tanto, lo voy a dedicar a cambiar las cosas que tengo que cambiar, en centrarme en el trabajo, en aprender de las tareas en las que voy más floja. En definitiva, yo resisto y mejoro en el camino, abro el negocio, y después vosotros, los pocos que leáis esto… os venís a celebrarlo por todo lo alto conmigo. ¿os parece?

Comentar
BJCP Examen cerveza#LaRonda 40: Examen BJCP ¿Una invasión de jueces?

#LaRonda 40: Examen BJCP ¿Una invasión de jueces?

No se muy bien como funciona esto de #laronda, creo que un blog propone un tema y los demás dan su punto de vista sobre ello. Lo llevo viendo por mis redes desde hace mucho tiempo, no se quien lo comenzó, pero hoy es el día y me lanzo a la piscina con el tema de los jueces #BJCP así #aloloco, aunque tan a lo loco no, nooooo, yo me documento que te cagas, y el sábado a las 10 de la mañana, hice el examen en Barcelona (para muestra la foto arriba titulada “concentración y vergüenza”)

Esta vez el blog Cervecerías de España, lanza las siguientes preguntas:

¿Qué os parece todo lo que se está formando alrededor de esta guía? ¿Para qué sirve ser juez BJCP? ¿Por qué la gente paga dinerales para formarse y tener acceso al examen para juez? ¿Tiene alguna utilidad posterior además del propio aprendizaje y control de los estilos? ¿Hay suficientes concursos en nuestro país como para necesitar tanto juez acreditado? ¿Es una simple herramienta de marketing, o tiene una utilidad real beneficiosa para el sector?

Para comenzar y sobre todo para los despistados que lleguen a mi blog y concretamente a esta entrada, el BJCP significa Beer Judge Certification Program. Es una asociación sin ánimo de lucro de Estados Unidos pero que se extiende alrededor del mundo a través de sus jueces, que ya son más de 9000. El ser juez no sólo te capacita para evaluar cervezas, es mucho más:

El propósito del Programa de Certificación de Juez de la cerveza es el de fomentar el conocimiento, la comprensión y la apreciación de diversos estilos de cerveza, hidromiel y sidra del mundo. Reconocer y aprender a catar la cerveza. Mejorar la evaluación y las habilidades de comunicación y desarrollar herramientas estandarizadas, métodos y procesos para la evaluación estructurada, clasificación y votaciones de la cerveza.

Esto queda de lujo, ¿verdad? lo traduje de la página y fue a parar directamente a mi perfil linkedin, pero es que resume perfectamente la posibilidad que yo vi en el programa de estudios BJCP.

Mi objetivo era, aprender lo más técnicamente posible a definir los estilos, para poder orientar a la gente que venga a mi comercio en un futuro (no tan lejano). La guía te da una clasificación, no excesivamente rígida pero estandarizada. Soy buena catadora, tengo bastante memoria visual, olfativa y gustativa, pero lo que es estudiar… pues siempre saco excusas. Así que este examen se me presentaba como un gran reto.

En los meses que ha durado mi estudio, he tenido dos trabajos nuevos, con sus correspondiente “hay que darlo todo que soy la nueva” y su respectivo “mierda me han echado, que estoy haciendo con mi vida”, así que he tenido que sacar horas y concentración de donde no lo había para estudiar

Y me he asombrado, sobre todo, porque a estilos que no me gustaban demasiado, les he cogido un gusto increíble. Además, otros estilos (aunque pocos) que evitaba totalmente, han pasado a tener algo de significado para mí y les he hecho un huequito en mi corazón.

Gracias a este estudio y gracias a mis compañeros de cata, mi autoestima ha subido bastante en cuestión de reconocimiento de aromas/sensaciones… y si realizo una cata, tendré una base que me permitirá transmitir mejor desde del punto de vista organoléptico como de ingredientes o elaboración, las cervezas que se prueben.

La rapidez es un punto extra, tras tantas catas, el definir un estilo en 15 minutos se hacía bastante fácil, que haya una plantilla, una estructura y aprender a no saltarte ningún parámetro, hace que luego cates de manera más ágil. Con los defectos me ha pasado un poco lo mismo, la detección ha ido siendo más rápida y ajustada a lo que decían mis compañeros.

Respecto a pagar un dineral por un curso, pues yo gustosamente habría pagado un dinero porque me preparasen las catas (y fregasen las copas), me explicasen todo bien y me hubiesen orientado un poco. Esto con un tutor, véase un juez reconocido y con experiencia o un cervecero que sepa mucho, tiene que ser lo más de lo más, pero ciertamente vivimos en Pamplona (ni eso, vivimos en Sarriguren) y es lo que hay, te lo preparas por tu cuenta, te compras muchas birras, catas mucho, bebes muchísimo, engordas 2 kilos en el proceso y luego te vas a Barcelona, pagando las tasas de la matrícula.

Reiterando que nuestro objetivo no es al 100% ser jueces e ir de concurso en concurso, porque de momento no hay muchos y no creo que sea compatible con nuestra ubicación y nuestras obligaciones, el ir a dos o tres concursos al año, no estaría nada mal. Aprender de los demás jueces tiene que ser una gran experiencia.

¿Que si hay muchos? Pues sinceramente me parece que no, menos de 100 si no me equivoco, me parece una cifra irrisoria. Contando todas las ventajas que tiene el proceso de aprendizaje y que los que lo hacen realmente son porque quieren seguir su desarrollo profesional en la cerveza y transmitir (en diferentes ámbitos) la cultura cervecera, me parece poco. Siempre serán pocos estudiantes y pocos jueces.

Creo que en general, que haya personas con formación, ya sea adquirida por medios propios o por organizaciones como esta, es realmente bueno para el sector. Cuanto más preparados estén todos los engranajes que lo componen (hostelería, comercio, distribución, fabricación, enseñanza…), mejor. De ahí a pervertirlo, usándolo con fines lucrativos, sin calidad y sin control, como herramienta de marketing, pues también hay un paso. Habrá que esperar para ver que pasa.

Bueno, termino con mi #yavaledechapa, para deciros que no he contado el examen en sí y que me encantaría escribir una entrada sobre él para no olvidarme ahora que lo tengo fresco!! Así que si queréis más, sólo tenéis que levantar el dedo pulgar en facebook wink

Comentar

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio web utiliza cookies. Las cookies no son galletas, se utilizan para que tengas una buena experiencia de usuario y no para saciar tu apetito. Si pulsas CERRAR, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y para la aceptación de nuestra propia política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies