Category : Cerveza

HomeArchive by Category "Cerveza" (Page 2)
bebe localPiensa Global, Bebe Local

Piensa Global, Bebe Local

Me acabo de adueñar de la frase que más me gusta del mundo de la cerveza artesana. Una frase muy corta, escrita en la chapa de una cerveza de Liérganes. Casi todos los que estéis leyendo la entrada, sabéis que es de la cervecera Dougall’s. Y es casi imposible, o a mí me lo resulta, definir una ideología tan clara en 4 palabras: Piensa global, bebe local.

Quizá que salga de mi boca, que en cuestión de vinos y cervezas soy la persona más infiel del mundo, no tiene mucho sentido. En casa bebemos ejemplares de todo el mundo, o eso intentamos. Me gusta ver que se está haciendo y las tendencias que se siguen. No es una cuestión meramente fetichista. Me da igual la marca o el renombre que tengan, pero si han llegado lejos, posiblemente será por algo y hay que comprobarlo en primera persona.

En el día a día y debido a mi profesión, sigo probando. Siempre probando, siempre escribiendo catas y siempre intentando entender lo que llega a mis manos. Esto es inevitable, no hay día que no abra algo y lo juzgue. Cuando me llegan vinos o cervezas (sobretodo si es de cerca) que me emocionan, no puedo dejar de recomendarlos. Le doy muchísimo más valor a que la bodega o fabrica que tenemos cerca, elabore productos de buena calidad, a que nos llegue un vino o una cerveza mundialmente famosa que se hincha a vender y que esté buena.

Se que los que distribuyen vinos y cervezas de todo el mundo, pensarán que no tengo ni idea. Que el mundo es muy grande y es más fácil encontrar cosas buenas fuera. Yo procuro buscar productos de cercanía, con la cara del productor en mente. Sabiendo que puedo entrar en su web (o facebook) y felicitarle. Oye, que me da un subidón decirle a alguien que ha hecho un buen trabajo, que no veas.

Se que Don Mikkeller o Mister Pérignon ;) no me van a leer, sólo soy una personita más en el universo de internet. Pero quizá, que yo apoye a una bodega que acaba de empezar o a un cervecero nómada que almacena la cerveza en un garage prestado, puede suponerles un motivo de satisfacción.

Me he desviado del tema original del post, que es otro algo distinto. El otro día, mi amigo riojano, Jose Antonio, pagó en un bar de Logroño la tremenda cantidad de 25€ más IVA por dos cervezas artesanas de importación, una de la cervecera Holandesa De Molen y otra de la estadounidense Stone. No he podido comprobar el precio de ambas de venta al público, pero me arriesgo a decir que el margen de esas cervezas (el que consigue el hostelero) es mayor al que consigue el distribuidor, el cervecero o incluso ambos juntos.

12182956_10153852991612494_2285499108257402181_o

Muchos euros caídos por el camino, que van directamente al consumidor. ¿Y qué quiero decir con esto? Pues que yo tengo suerte, de ir a bares donde me conocen y saben mis límites. Si no veo los precios, una de dos, o pregunto o no compro. No es que me falte el dinero, pero tengo mis prioridades: comer y esas cosas que hace la gente normal. Y si en algún sitio estoy pidiendo una cerveza de 20 pavos, me gustaría que me avisaran. Porque ya os digo, que yo no vuelvo a ese local, por mucho que tengan artesanas.

Sólo escribo esta entrada para recapacitar y me gustaría hacer ver que en esto hay varios culpables. Que un hostelero no tenga los precios a la vista hará desconfiar al cliente, y que los infle hasta la estratosfera hará que una persona normal no quiera volver a hablar de una artesana en su vida. En esto también influye que los clientes vayamos pidiendo la novedad, lo de la fábrica cercana, por muy buena que esté, no nos sirve, ¿no?

Mi consejo Jose Antonio, lo sabes muy bien, no vuelvas a ese lugar. Vete a sitios en los que te respeten como cliente, que te ofrezcan artesanas a un precio decente. Cuando vayas a por cosas fuera de lo común, hazlo únicamente en bares/tiendas especializadas donde saben tratar bien el producto y no quieran clavarte un puñal.

Read More
No envidiaras al que le vaya bien blog210 – “No envidiarás al que le vaya bien”

10 – “No envidiarás al que le vaya bien”

Este último mandamiento, se está haciendo de rogar, pero entre el trabajo, las catas, los premios (nos han dado uno, pero lo vamos a estar recordando todo el año) y las colaboraciones, casi no tenemos tiempo para nuestro web-blog. Y además, es que me cuesta escribir este mandamiento concretamente horrores, porque es algo por lo que lucho día a día: la envida.

Yo no soy de las de “sálvese quien pueda, y mejor yo que tú”, NO, considero que la única forma de seguir adelante como sector o como persona, no pasa por crear una competencia feroz y enemigos en todos lados. Y no veáis lo que cuesta. Saber que alguien te adelanta por la derecha, consigue un trabajo que tú desearías, saca un producto con una idea que tú habías imaginado, o monta una fábrica de la noche a la mañana, no hace que estés precisamente con cara sonriente. Pero hay que obligarse a traducir esa frustración por alegría de los éxitos de los demás. Cuando pasas el mal trago de la sorpresa y te das cuenta que antes o después llegarás a tu objetivo (tú camino no es el mismo que el del vecino) todo vuelve a la normalidad y recuperas la ilusión. El arte de esto, es hacerlo inmediatamente y no estar dos días verde y rechinando dientes.

Además conforme pasa el tiempo, observas que, el que a los demás les vaya bien, hace que a ti indirectamente también te vaya bien a ti. Es decir, existe una labor enorme por llevar a cabo en ambos sectores, por eso se debe pensar en grupo y empujar en el mismo sentido. Y no sólo lo tienen que hacerlo elaboradores, sino toda la cadena: desde hosteleros, tenderos, etc… hasta bloggers y consumidores. El esfuerzo por separado no se percibe, el esfuerzo en conjunto, suma y se nota.

Por otro lado, está la envidia que se siente ante los que lo hacen bien. En este caso, no es una envidia insana, sino de admiración. El resultado de fijarse en que los demás lo hacen mejor que tú, sirve para mejorar por imitación. Yo siempre he dicho que quiero trabajar para los mejores y hasta el momento, con excepciones, lo he conseguido en mayor o menor medida. Tener un jefe o compañeros incompetentes o a los que no valoras, es lo peor que te puede pasar en el ámbito laboral. Sin embargo, si tu jefe es inteligente o tus compañeros eficientes y los admiras porque crees que lo hacen mejor que tú, eso hará que te desarrolles profesionalmente en sentido correcto.

Por tanto, y como resumen, es mejor colaborar que pelearse, es mejor valorar a los demás que insultar lo que hacen otros, y es mejor mandar la envidia a tomar viento fresco y seguir nuestro último mandamiento: “No envidiarás al que le vaya bien”

Read More
CONCURSOIII Concurso de Maestría Cervecera – Bier Club

III Concurso de Maestría Cervecera – Bier Club

bier club concurso 2015Estamos super, super, super, super contentos. ¡¡¡¡Y no es para menos!!!! Somos los ganadores del tercer concurso de maestría cervecera que organiza el Bier Club de La Vinoteca de Pamplona. El reto era clonar una doble IPA de la cervecera noruega To Øl, llamada Final Frontier. Y nosotros como somos unos inconscientes (ver puntuación en ratebeer), nos lanzamos a la piscina en el verano de más calor del año en los últimos años (para más info de mi beerano cervecero, haz clic aquí y llora). Gracias a Iñigo que nos cedió gustosamente una nevera con el congelador estropeado, pudimos hacer algo decente.

No os podéis imaginar que se siente cuando unos “mindundis” se enteran que los mismísimos To Øl probaron la cerveza; Y que emoción hace que te digan que encima les gustó. Tampoco sabemos exactamente muy bien que dijeron, pero estamos seguros que a pesar de que no era muy parecida (la llamamos Cloning Bad) era y es una gran cerveza.

Otra de las cosas por las que nos enorgullecemos es porque probaron varias cervezas caseras y se asombraron del nivel de lo que se estaba haciendo aquí. Eso es un subidón de la leche, eh! Así que al próximo concurso,  vamos con las pilas cargadas y muchas más ganas! ;-)

El premio, pues es un poco secundario, aunque nos va a venir de perlas para gastar en cervezas para el futuro examen del Beer Judge Certification Program al que ya estamos inscritos. Ya veis que todo lo ganado, se reinvierte. Porque si algo hay bonito en todo esto, es seguir esforzándose para mejorar, bien sea como catadores o como homebrewers.

Por cierto os dejo nuestra página en facebook, somos Maiku Brewing y sois rebienvenidos: https://www.facebook.com/maikubrewing

[caption id="attachment_4825" align="alignleft" width="4096"]Jpeg Jpeg[/caption]

 

Read More
No permitirás productos impuros BLOG9 – No consentirás productos impuros

9 – No consentirás productos impuros

Como ya dijimos en el sexto mandamiento: “Cometerás actos impuros” somos defensores de la innovación, de salirte de lo común, experimentar y probar cosas nuevas. Deberíamos desterrar los prejuicios del “esto no me gusta” y estar abiertos a probar cosas nuevas. Cuando te tomas un vino o una cerveza que no conoces, puedes encontrar perfiles aromáticos muy distintos a los que estás acostumbrado, puede que te gusten más o menos sin que se deba a una falta de calidad. El conocimiento de los estilos ayuda a que no juzgues únicamente por tus preferencias.

Es normal que lo que nos gusta a unos, otros no lo quieran ver ni en pintura. No todo el mundo acepta el vino con perfil de Brett o una cerveza lámbica de fermentación espontanea (por poner un ejemplo similar al del vino), de hecho creo que en nuestro entorno hay pocos que lo valoren, sin embargo tiene sus seguidores y defensores. Lo que para unos es un defecto, para otros es un estilo perfectamente ejecutado. Hay gente a la que nunca le gustará una cerveza artesana “yo con mi san miguel fresquita disfruto mucho”, a gente que nunca le gustará un vino seco “a mí dame lambrusco que entra muy bien” y otros que después de experimentar mucho, se decantan por estilos complejos y difíciles para otras personas.

Como siempre, hay un pero, no confundamos lo exótico, lo extremo, lo original o creativo, con los defectos o directamente con la falta de calidad. Si el brett se cuela en cada una de las elaboraciones/vinos, empieza a ser un problema grave. Si la cerveza hace un geiser como los de Yellowstone, es un problemón de los gordos. Si el vino tiene la volátil alta (eufemismo de avinagrado), mal. Si la cerveza está más pasada que pocholo en una rave y sabe a cosas muy feas, fatal.

Es decir, que nos toca a nosotros tener un poco de criterio para poder plantarte y decir: “Aquí pasa algo, ¿no? ¡Esto está malo!”Quizá no sepamos si se debe a una mala elaboración, servicio o conservación. Pero sí desde el respeto y en privado, avisamos de que algo está mal, podremos ayudar a detectar un fallo que hasta el momento haya pasado desapercibido: un lote de vino con corcho (TCA), un barril que ya no está en su mejor momento, un vino totalmente oxidado, una cerveza sin carbonatación alguna…. Un defecto patente y que sepas que no corresponde al estilo que pruebas.

En el mejor de los casos, conseguiremos que nos cambien la consumición o que no vuelvan a servir un producto en mal estado. En el peor de los casos, crearemos conocimiento, como aquella vez que nos pedimos un vino en un bar del centro:

“- Perdona pero este vino tiene corcho.
…(el camarero mira el vino al trasluz)…
– Pero si yo no veo nada
– Anda huélelo, que el corcho es un defecto y no se ve.
– No huele mal, ¿no?.
– Pruébalo.
– Ahora mismo te lo cambio.”

También hay otros motivos para decir que algo está malo, cuando realmente lo está. Aunque no creo que este sea el problema más habitual, a veces ocurre que un exceso de amiguismo, nos hace ser excesivamente amables y no criticar nada. Nuestra familia y amigos nos quieren mucho y no tienen porqué ser expertos catadores. Con toda su buena fé y tras muchos halagos, pueden hacer que cualquiera se lance a vender algo que no es lo que debe o a producir algo sin tener los conocimientos suficientes.

Para que no os pasen estas cosas os recomiendo, organizar con nosotros alguna cata de defectos (guiño guiño, codo codo) y afilar vuestras narices para intentar detectar algunos de los problemas más comunes en vinos (corcho, acidez volátil, oxidación, reducción…) y en cervezas (contaminaciones, DMS, diacetilo, sobrecarbonataciones, oxidaciones de lúpulo…). Sabemos que es difícil, pero este mandamiento es muy necesario, así que recuerda: “No consentirás productos impuros”

Read More
No desinformarás BLOG8 – No desinformarás

8 – No desinformarás

Que me perdonen aquellos profesionales que viven del marketing, ¿Pero, realmente es necesario engañar para vender más? Supongo que sí… pero no mola nada. En el punto en el que nos encontramos, buscamos productos honestos. Productos que sepamos que son más que pura palabrería, el consumidor NO es idiota y encima tiene memoria. ¿Dónde quedó eso de hacer las cosas bien, y luego que la gente nos elija porque somos buenos? Somos pura ingenuidad, lo sé, pero la biblia os dice “No darás falsos testimonios” y nosotros lo hemos adaptado a nuestros propios 10 mandamientos, como “No desinformarás”.

En el mundo de la alimentación hay infinidad de ejemplos de etiquetado fraudulento, donde engañan en cantidades, componentes, orígenes. Nos encontramos con: “panes de la abuela” del supermercado, mermeladas “de toda la vida” o de “pura fruta”, Bifidus Actiregularis, con L.casei Inmunitas, Actimel 0%, sales sanas o sin productos químicos, aguas energizantes o con oxígeno, y un largo etc.

Pero yo quiero ir más allá, a esos pequeños matices que suelen aparecer en las etiquetas y en los anuncios (de los que tienen dinero para hacerlos). Y si no fijaros que cada día aparecen nuevas cervezas industriales con las etiquetas: “100% malta” ¿las demás que % emplean, que adjuntos utilizan?, “al modo tradicional” ¿el resto como las hacen?, “tostada” ¿Acaso no toda la malta es tostada?, “premium” ¿eso hace que las otras sean del montón?, “de autor” ¿es que en las demás no existe autoría?, “cerveza emocional”  #tomageromapastillasdegoma,  “natural de bodega” ¿Es que quieren vendernos la moto de que esa cerveza es artesana?.

Con los vinos pasa algo parecido. Vinos baratos de grandísimas producciones con sus etiquetas de calidad, vinos de terruño o terroir, vendimia manual, vendimia nocturna, barricas de roble francés nuevo, descripciones del vino que no se corresponden con el contenido, mineralidad por todos lados, medallas…. entre otras cosas, nos hacen pensar que ese vino de menos de 2€ es la leche!! ¿Y como venden esa maravilla a ese precio? ¿Estamos locos? Seguro que lo hacen por los consumidores, para que disfrutemos de un producto 10, por un precio más que asequible [mode ironic off]

Las cervezas industriales y los vinos de gran producción tienen la ventaja de tener un coste de producción muy bajo y de poder llegar muy fácilmente a la gran distribución. Están en cualquier supermercado y en cualquier bar. Pero todo este marketing ¿para qué?, si luego su baza real es el precio. ¿Acaso nos quieren cobrar más de la cuenta por lo mismo de siempre? Yo me quedo con una frase del refranero popular: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”.

Read More
No robarás al productor BLOG7 – “No robarás… al productor”

7 – “No robarás… al productor”

Una barra de pan a 0,30€, un litro de leche 0,50€. Por menos de un euro puede desayunar una tropa, y aún te sobra para unos chicles. Eso sí, los productores de cereal y de leche tendrán que ir a pedir subvenciones o arruinarse. Y si nos vamos al mundo del vino la cosa no cambia.

Según los últimos datos disponibles (2014) España es el mayor exportador de vino mundial con 21,7 millones de hectolitros exportados, con un valor de 2.524 millones de euros. Es casi el 50% de la producción nacional, y son muchos litros y muchos euros, pero si hacemos una simple división comprobamos que el precio unitario es de risa: 1,16€ el litro o para hacernos una idea 0,87€ la botella. Ojo, que los demás países productores lo venden a un precio medio de 2,47€/litro, más del doble (datos). Duele el corazón al ver los precios por tipo de vino: Sin DO a granel, 0,40€/litro.

O estamos regalando el vino al mundo, o se exporta lo malo, o se está robando a alguien… Que cada uno saque sus conclusiones.

En el mundo de la cerveza tenemos otro problema distinto. La producción en España en cuanto a volumen es casi exclusivamente industrial (99,75%) y tan solo exporta un 5% del volumen total. Es complicado inferir precios medios, pero en general todos sabemos lo baratas que están las cervezas industriales en los lineales de los supermercados.

Para las pequeñas bodegas y microcerveceras, es muy difícil competir con todas esas cifras, ya que las necesidades de mano de obra, tiempo invertido, etc, encarecen el precio final. Y si además tienen que regalarlo para poder promocionarse. Todo se hace mas difícil.

Después de asistir a muchas ferias de vino y de cerveza, nos hemos dado cuenta de que regalar el vino/cerveza no es sinónimo de éxito. Es más, creemos que es contraproducente. Mucha gente se aprovecha del esfuerzo de organizadores y productores y termina bebiendo sin importarle qué vino o de qué bodega ¡viva el todo gratis! Por el contrario, en las ferias donde se paga por cada consumición, la gente demuestra más criterio en la elección y se preocupa por lo qué está probando. Y como efecto secundario el productor no tiene que regalar aquello que tanto le ha costado hacer. ¿Todo ventajas no?

Desde aquí hacemos un llamamiento al consumo responsable. Muchas veces es mejor y más justo pagar un poco más, y beber un poco menos.

Read More
Cometerás actos impuros blog6 – “Cometerás actos impuros”

6 – “Cometerás actos impuros”

Con lo de actos impuros no me refiero a nada cochino, no penséis mal, que me explico. Todo empieza siendo críos con la repetición de la frase:

Eso no me gusta! Verduras, no me gusta! Pescado, no me gusta! Puré, no me gusta!

Según nos hacemos mayores y vamos madurando, lo normal es que empecemos a probar cosas nuevas, sabores exóticos, cocina internacional… pero no siempre es así. Hay mucha gente que nunca se va a salir del sota, caballo, rey, y se va a perder muchas cosas. O incluso hay quien saca la excusa de que le sienta mal o que prefiere ayunar de por vida, con tal de no probar algo raro.

En el lado opuesto están (estamos) los que nos especializamos en algo. Conforme más conoces un mundillo (léase vinos o cervezas) te haces más pureta. No te da miedo probar cosas nuevas, pero siempre como mandan los cánones. ¿Vino metabiónico envejecido en caparazones de tortuga sumergidos en el lago Baikal durante tres decenios? Si. ¿Vino peleón con gaseosa? No!! ¿Cerveza de ray grass, elaborada por monjes budistas surferos en barricas de palisandro? Por supuesto. ¿Caña con limón? Herejes todos!!!

Relájense señores y señoras puretas, sáquense/saquémonos el palo de vuestras/nuestras reales posaderas, hay que experimentar y disfrutar. No siempre se acierta, pero de vez en cuando encontramos sabores o mezclas maravillosas. Acaso ¿no se pueden hacer cócteles de vino? ¿cocinar con cerveza? ¿ensaladas con chorizo? Esto último lo probamos y ni fu ni fa pero como experiencia, vale.

Ya lo dice un sabio de Olite:

“El calimocho es una buena forma de mejorar la CocaCola”

Desde aquí os animamos a probar maridajes imposibles, cervezas oscuras ligeramente ahumadas con sushi (riquísimo), vinos blancos sobre lías y carne (genial), vino tinto joven y con poco tanino y pescaditos al horno (maravilloso), refresco de cerveza con gaseosa para el calor (pues refresca y poco más) o lo que la imaginación os permita. Pecad, pecad malditos! Y por supuesto, cometed actos impuros! :D

Read More
NO MATARÁS LEVADURAS tamaño blog5 – “No matarás… levaduras”

5 – “No matarás… levaduras”

No matarás! es un buen punto de partida para llevarnos bien unos con otros. Si me matas, igual te cojo tiricia. Pero desde aquí, queríamos matizar el tema de matar pobres hongos unicelulares fermentadores (vaya levaduras) e incluso alguna bacteria, ya que éstas también tienen su corazoncito y por lo tanto derecho a vivir! Bueno, con matices…

Nos encontramos que en la elaboración de vino, pero sobre todo en la de cerveza, una correcta limpieza y desinfección son vitales para obtener un buen producto terminado. En esta parte del proceso, hay que dar caña a todo micro-bicho viviente. Se han de evitar las contaminaciones, que en el mejor de los casos enrarecerán el producto final y en el peor generarán un desatascatuberías maloliente, o incluso un aliño de ensalada.

Pero una vez el vino o la cerveza están terminados, se pueden tomar dos caminos opuestos: Se puede buscar la estabilidad/homogeneización (sulfitar, filtrar, pasterizar…) o un producto más “natural” a expensas de una vida útil más corta.

En esto, llegamos tanto a los vinos naturales y a las cervezas artesanas. Los primeros son vinos sin adición de productos (entre ellos los sulfitos) ni en la viña ni en el vino, con lo que son vinos menos estables y más delicados de elaborar y conservar, que la mayoría de los vinos comerciales. Con las cervezas artesanas nos encontramos en una situación similar, aunque en este caso hay una inoculación intencionada de levaduras, ni se añaden productos químicos ni, tratamientos físicos (filtros) ni térmicos (pasteurización), en contraste a las cervezas industriales. Con las cervezas artesanas debemos confiar en el buen hacer del elaborador/a; las propiedades del lúpulo, y en una conservación en frío.

Como estos productos son más delicados y requieren de una elaboración y conservación mucho más delicada, no siempre llegan en buenas condiciones al consumidor final. De hecho, si compras cualquiera de ellos en un hipermercado, cruza los dedos de las dos manos. Si además es la primera vez que los pruebas, te puedes llevar la falsa imagen de que unos son vinos o cervezas de poca calidad (y no es así)

Si todo son problemas, ¿Por qué beber vinos naturales, o cervezas artesanas? Aún a riesgo de que alguna de las botellas te salga rana, muchas veces los aromas, sabores, contundencia, tipicidad… que llegan a expresar este tipo de bebidas compensa con creces. Y en gran medida es debido a esas levaduras que siguen dentro de la botella, redondeando la cerveza o haciendo evolucionar el vino.

Así que desde aquí os recordamos “No matarás… levaduras”

Read More

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio web utiliza cookies. Las cookies no son galletas, se utilizan para que tengas una buena experiencia de usuario y no para saciar tu apetito. Si pulsas CERRAR, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y para la aceptación de nuestra propia política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies