Category : Cerveza

HomeArchive by Category "Cerveza" (Page 3)
Honraras todo lo artesano4 – Honrarás todo lo artesano

4 – Honrarás todo lo artesano

Cuarto mandamiento del blog y parece que se nos está acabando el verano y el reto de los 10 mandamientos se va a tener que alargar al menos hasta el verano 2016. Eso o acortamos las explicaciones y hacemos miniposts, aunque no es mi estilo #yavaledechapa

Hoy nos queríamos centrar en por qué desde nuestra perspectiva, la gente debería apoyar más los alimentos artesanos. Supongo que como siempre nos quedaremos en la superficie de un problema que es mucho más grande de lo que podamos llegar a entender…

Para elaborar productos de manera artesana, es necesario tiempo. El tiempo es lo que dota de valor a estos productos y lo que marca la diferencia con los productos industriales. Una de las maneras de abaratar costes de las grandes industrias (la economía de escala) es la de proveerse de cantidades importantes de materias primas o de material necesario (botellas, cajas, etiquetas, etc…) consiguiendo así mejores precios. Suerte que tienen grandes almacenes y espacio, porque los artesanos suelen trabajar con volúmenes más pequeños y en espacios con todo medido al detalle. En la gran industria, hay grandes depósitos, grandes tolvas, grandes tuberías, todo es grande y los volúmenes que se elaboran en cada periodo de tiempo son muchísimo mayores.

Otra manera de reducir el precio del producto es bajar la calidad de las materias primas que se utilizan para conseguir ese producto final, aunque esto lo dejaríamos en segundo plano.

Después de ver las formas de abaratamiento, viene la clave, que es el ahorro de tiempo de elaboración y el aumento de mecanización junto con la disminución de mano de obra. En el producto artesano, es importante la persona que está detrás, sus capacidades, sus conocimientos y su habilidad para desarrollar el trabajo. Si eliminas mano de obra y la sustituyes por maquinaria, poco a poco vas eliminando tu artesanía. Dentro de las industrias en las que nos movemos (enológica y cervecera) hay una parte importante de maquinaria, así que es difícil saber donde está el tamaño adecuado, la cantidad de mecanización o las técnicas que se usan para la elaboración de un producto artesanal frente a uno industrial.

Siempre lo decimos, un producto industrial, desde el punto de vista técnico de control, probablemente será de mayor calidad que uno artesano. Será más homogéneo e incluso idéntico en todas sus elaboraciones. Sin embargo, desde el punto de vista hedonista o de disfrute del producto, la calidad significa algo bien distinto a lo que se consigue con la supuesta calidad industrial: la superioridad del producto artesano en cualidades organolépticas.

Pero no todo es tan bonito en los alimentos artesanos, no os penséis que soy una taliban :P Estas microfábricas, sobre todo cuando están comenzando su actividad, pueden tener cierta variabilidad, no consiguiendo que su producto sea exactamente igual en sus diferentes lotes. Esto no tiene porque ser malo, siempre y cuando el producto que adquiere el consumidor no sea tremendamente diferente cada vez. El consumidor exigirá que cuando compre tu marca, obtenga una experiencia satisfactoria, no quiere sorpresas. Aquí es donde más duro tienen que trabajar los artesanos, aplicando protocolos que aseguren que el producto va a llegar cómo ellos quieran al consumidor.

Cuando entiendes la pequeña variabilidad que existe en lo artesano, entiendes que ahí detrás hay una persona manipulando el proceso y que no se ahorra en tiempo ni en mano de obra (aunque siempre hay excepciones, claro). Por que en cada parte del proceso a pesar de existir maquinaria para hacerlo, está hecho a mano.

En Navarra, donde nos encontramos, existe desde el año 2000, una “reglamentación de alimentos artesanos”. Estos alimentos son elaborados por empresas artesanas, cada sector está definido con una norma técnica (además de la sanitaria), y tiene sus limitaciones respecto a maquinaria y aditivos.

En la entrada del otro día sobre “la cata a ciegas vs la cata a etiqueta vista”, acabamos diciendo algo tremendamente importante y que quizá sea lo que más caracteriza a estos productos: la emoción que transmiten. Esa emoción, esa sensación de estar probando algo único, es la que nos hace apoyar con todas nuestras fuerzas, y a pesar del alto coste, al sector artesano en su totalidad.

Read More
concurso blogs mi beerano cervecero 2015 2Mi beerano cervecero #MBC2015 – Yo me lo monto fatal

Mi beerano cervecero #MBC2015 – Yo me lo monto fatal

Iba a escribir una entrada buenrollista para el concurso de posts Lupuloadicto, pero después de intentarlo durante dos días, no me ha salido nada. Desesperada, pensé que sería mejor inventar una historia de ficción y currármelo con alguna infografía o algo maqueado en Photoshop, pero he visto el nivel de algunas de las entradas del año pasado y me iba a quedar a las puertas de malas maneras y fracasando estrepitosamente, así que os voy a contar la cruda realidad.

Y la realidad es que yo de normal me lo monto muy bien #conpocomelomonto, pero este verano ha sido un despropósito y eso que comenzó de la mejor de las maneras, con las llaves de un local nuevo y muy grande para nuestro proyecto de tienda de vino y cerveza artesana.

Captura1

Ya veis que mi nivel de excitación, emoción y felicidad a día 2 de Julio era bárbaro. Una pequeña parte de mí sabía que ese estado no iba a durar para siempre. Algo en mi interior me decía que no irnos de vacaciones era una mala idea y me iba a arrepentir. Y es que la culpable de todo en parte soy yo por ceder a la compra de la famosa Braumeister allá por Enero. La Ana del pasado, confiaba que Pamplona nos regalase uno de esos veranos con 3 días de buen tiempo al que nos tiene acostumbrada nuestra magnífica ciudad, pero no, la Ana del presente, ha vivido tres malditas olas de calor infernal, eso sí, al menos las ha vivido con un arsenal de cervezas caseras en el trastero. :D

Con la familia, también tuvimos nuestra ración de cruda realidad, cuando intentamos organizar una fiesta en la piscina para celebrar el inicio del verano. Y es que así es vivir en el norte, el tiempo es tan aleatorio que el día que decides hacer una #poolparty te cae una lluvia torrencial. Y aguantas, aguantas, hasta que te das cuenta que las guirnaldas de los chinos, están destiñendo y te está cayendo todo encima de tu vestido recién estrenado.

A los días tuvimos un día especial donde vivimos (#Sarrigurenmolamil) gracias a la generosidad de algunos de los artistas Navarros, pudimos ver al Drogas actuando a pie de calle a escasos metros de nuestra casa. Todo fue por un niño, Aitor, que ahora mismo necesita toda nuestra ayuda para poder costear su tratamiento. Así que allá que fuimos a consumir los productos de la barra hasta que se terminaron las cervezas. Una vez acabado nuestro súper acto de generosidad sin precedentes, nos fuimos a casa a terminar de oír el concierto desde la terraza, ésta vez con una Baltic Porter de Smuttynose brewing, escuchando Animal Caliente y generando uno de los momentos con más energía y más especiales de todo el verano. (enlace a la página de Facebook de Aitor el luchador)

Captura2

En San Fermín, me sentí tremendamente identificada con un vídeo y escribí la entrada llamada, “yo también soy una autónoma de mierda”. Gracias a haber hecho un curso de emprendimiento empresarial de 4 meses durante el año, el trabajo que debería haber finalizado en 30 de Junio, lo iba a acabar a final de Julio, fastidiándome no sólo las fiestas, sino también mi trabajo como Naranjito.

Tras un mes de espera, en plenos sanfermines, abrimos nuestra primera Rocky Horror Oatmeal Stout, que no puedo decir que esté mal, en aroma está correcta (algo metálica), en boca está buena pero corta de potencia y además casi sin carbonatación. Otro experimento que hay que mejorar. Esto no acaba nunca, ¿¿¿no???

Como no puedo parar quieta y quería dotar de contenido el blog durante el verano, se me ocurrió la brillante idea/reto de escribir mis propios mandamientos del vino y la cerveza artesana. Voy por el cuarto y ya me apetece abandonar, pero lo haré, al final lo conseguiré :-) Para acabar Julio,tuvimos el segundo encuentro de bloggers en Somontano, pasamos dos días estupendos, rodeados de gente con la misma pedrada que nosotros. Es un gustazo poder hablar de blogs, de estadísticas, de redes sociales, de formas de comunicar, también hablé mucho de vino y tuiteé mucho sin que me dijeran que estoy enganchada al móvil :D Allí también nos calló una buena, tanto que en mitad de la feria nos tuvimos que resguardar del monzón tropical, en la caseta de los postres (esa es mi cara de sueño ejem ejem). Vaya mala pata, ¿no? ;-) 11800522_10206173090837846_6983315934038857110_nGracias a esas magníficas lluvias, comencé el trabajo en la Universidad, con el mayor gripazo de la historia. El primer día gasté como 10 paquetes de clínex y el segundo día ya estaba con fiebre. ¡¡Agosto venía dando caña! Coincidiendo con las tormentas de rayos y truenos que nos asolan siempre en estas fechas, Mikel volvió a elaborar nuestra Mordor Summer Ale (Pamplona es Mordor). Esta vez con nuevo equipo, nuevos conocimientos y por mi parte, nuevas etiquetas. Cuando las diseñaba estaba tan ilusionada que no me paré a revisarlas, así que como podéis ver, hay un fallo garrafal: amigos, las cervezas se conservan siempre vertical, el vino siempre en horizontal #grabadoafuego  Captura3

Todo indicaba que acabaría el verano como el rosario de la aurora, decidí que mi canción del verano no podía ser otra que la de una tragedia y decidí que este año, pasaba de canciones movidas y alegres, que este 2015 lo recordaría con Amor de Hombre de Mocedades, total… ¿Qué más puede pasar?

Ya acabando la tremenda chapa que estoy escribiendo en Septiembre nos presentamos al concurso de maestría cervecera del Bier Club (La Vinoteca), haciendo nuestro propio clon de la doble IPA de To Øl (Final Frontier). Para ello conseguimos una nevera, Mikel se curró un programador y nos propusimos hacer algo decente para el concurso. No contentos con el resultado (ojo, es un cervezón pero no se parece mucho a la original) le llamamos Cloning bad. Y el resultado, pues todavía andamos esperando, así que si es una buena noticia se la adjudicaré al Otoño.

 

Pues no es un clon bueno bueno, pero como cerveza es un buen ejemplar!!! #ToOl mola y #Maikubrewing un poquico menos #finalfrontier #Cloningbad

 

Una foto publicada por Ana – El retrogusto es mío (@elretrogusto) el

Por mi parte el verano acabó ayer con el Manneken beer festival. No necesito más verano, no quiero más verano, quiero quedarme con el buen sabor de boca de la alucinante Brutal Black IPA de Yria, la maravillosa Basajaun de Biribil, el aroma de Hopzale de Laugar, y del pedazo brownie con helado que me tomé con Vainilla Black Velvet 2015 de La quince.

Y hasta aquí ha llegado mi Beerano cervecero, espero que al menos Pau Lupuloadicto llegue hasta el final de la entrada y me de ánimos para seguir con esto de la cerveza artesana, que es más duro de lo que pensaba :D

Read More

Programa Fermentados (radio online)

Los que me conocéis sabéis que desde hace años, suelto la frase “Todo lo que fermenta es bueno” con asiduidad (no necesito muchas escusas para decirla)

Y normalmente, detrás mía, está mi pepito grillo (alias Mikel) diciendo: “No, Ana, el compost también fermenta y no es nada rico”. Ésta conversación siempre acaba igual, tras un rato, yo suelto enfadada:

“Bueno vale, pero el pan, el vino, la cerveza, el queso, el café y el chocolate, SÍ, y con eso basta” :@

No es de extrañar que esté encantada de la vida con un nuevo programa llamado Fermentados a cargo de Rubén Arranz. De momento han hablado de maltas, de vinos naturales, de cerveza industrial vs artesana, de blogs, de hostelería, de concursos… Imprescindible para los raticos de ocio de este veranotoño!!

Arriba os dejo el primer programa emitido, pero desde la web o app ivoox o itunes podéis oír todos los que tienen (link fermentados ivoox)

Read More
cATA A CIEGASCatas a ciegas vs etiqueta vista

Catas a ciegas vs etiqueta vista

Hace unos días, uno de los colaboradores de la web “El comidista”, el ya archiconocido Jordi Luque, que escribió contra los snobs/talibanes de la cerveza artesana ha vuelto a la carga con un vídeo grabado junto con Mikel Iturriaga en el Barcelona Beer Festival, al que asistimos hace unos meses.

El vídeo que lo podéis ver en este enlace, intenta desacreditar a unas personas que ante una cámara acceden a hablar sobre la supuesta cerveza artesana, a probar. De entrada te avisan que es una cerveza de 60 céntimos de marca blanca (una pequeña aclaración Steinburg no es una marca blanca de Mercadona igual que SchwabenBräu no es una marca blanca de LIDL, son marcas comerciales de cervezas distribuidas por esas cadenas). No voy a entrar en la picaresca de que cada catador bebe una cerveza totalmente distinta, desde una lagger a una oscurísima, eso no me interesa. Me interesa el por qué prestarse a dar una opinión rápida sobre un producto.

Lo normal, cuando analizas sensorialmente algo, es que lo hagas en tu trabajo o en tu casa, concentrado, anotando los parámetros lo más objetivamente posible y que saques una conclusión final (en cervezas podríamos hablar del famoso overall) y que finalmente emitas un juicio, donde también entren en juego otros parámetros (nombre de la marca, etiqueta, comercialización, si entra en estilo o no, si se corresponde con la descripción proporcionada por la bodega/cervecera/web/etiqueta, gustos personales, etc…). Tu opinión por tanto puede ser de muchos tipos: que es una cerveza ligera y refrescante para su estilo y gustará al gran público, que es una vino de poca producción, complejo y que será difícil distribuirlo, o lo que te sugiera lo que analizas junto con tu experiencia personal…

Para analizar cualquier producto gastronómico, se necesita concentración y tiempo. ¿Por qué nunca me hubiese prestado a hacerlo delante de una cámara? Bien, primero porque no sería sincera, posiblemente pensaría que me están dando a probar un producto que pertenece a la feria, así que sería lo más correcta posible, incluso mentiría (esto me ha pasado, ¡no es broma!). Segundo porque no podría concentrarme en el producto, a mí una cámara me pone mal temple nada más verla y seguro que diría alguna chorrada de la que arrepentirme toda la vida. Por eso, si en algún momento te piden tu opinión precipitadamente, yo os aconsejo siempre buscar un par de minutos para probarlo y pensar.

Y entonces me preguntaréis ¿Por qué se organizan catas a ciegas y por qué son tan corrientes?

La verdad es que las catas a ciegas son muy divertidas: te arriesgas, la cagas, te avergüenzas de vez en cuando, te ríes, y te das cuenta de todo lo que te falta por aprender, son el mejor ejercicio de humildad para un catador. Como reto también están bien, pero hace falta conocer muchísimas referencias, muchísimos prescriptores y haber estudiado mucho y esto lo pueden hacer aproximadamente el 0.5% de los catadores que conozco (osea pocoooo). Olvidaros de las catas que se suelen hacer con antifaz, para mí es puro postureo.

Por eso, cuando queremos realmente aprender, catamos a etiqueta vista, y ojo, que esto, como mucha gente cree, no es siempre (aunque la expresión sea confusa) tener la marca a dos centímetros de los ojos. Puede ser una cata, donde no te dicen el nombre comercial pero si te cuentan todo del vino: variedad/es, añada, estilo de vino, crianza, región o país. Así, poco a poco, empiezas a guardar tus propios descriptores del vino, analizando correctamente pero con una guía que no te haga despistarte. Obviamente también se puede catar viendo la marca y la etiqueta, pero aquí tu subconsciente, te puede jugar malas pasadas.

Una última cosa que no quiero dejar de comentar, es la percepción que tiene la gente de los catadores, es decir, en el vídeo presentan a gente que intenta analizar un producto en una feria especializada de cervezas artesanas, con palabras como paladar, amargor, cuerpo, gusto, aromas a malta, y la gente se descojona, bueno más bien, les llaman snobs sin idea :? . Para su información, todos los productos, hasta una San Miguel de botellín o un Don Simón de cartón, se puede catar.

Se puede decir que la San Miguel es suave, amargor bajo, dulzona, poco cuerpo, ligera, algo acuosa, acidez media baja. Que el don simón en una primera instancia es frutal, de bonito color, poco alcohol, ligero y postgusto corto, por poner dos ejemplos rápidos y fáciles. Cuando una persona que intenta aprender, hace esto, recordemos que en una feria de entrada libre y no profesional, hay que mostrarle respeto, sólo esto, que se dice pronto. Se puede equivocar, meter la pata y la vida sigue.

Los que se ríen seguirán tomando su San Miguel sin defectos graves, pero aburrida. Los que estaban interesados, seguirán aprendiendo, culturizándose, fallando muchas veces y emocionándose cuando acierten. 

Yo elijo el lado de la emoción. Por eso mismo estoy de parte de las bodegas que intentan hacer bien las cosas sin abarcar mucho, de las que trabajan con sentido, de las microcervecerías que no quieren que su cerveza sea ante todo cristalina y sin defectos sino que transmita el tiempo dedicado a su elaboración. Estoy de parte del sector artesano, por que me emociona. <3

Read More
Sanfermines el retrogusto blog3 – Santificarás las fiestas

3 – Santificarás las fiestas

Este mandamiento nos gusta y se queda como está. Santificarás las fiestas, ole ahí. ¿Para que cambiar algo que está bien?

A pesar de que esto es perfectamente aplicable a cualquier otra fiesta de cualquier pueblo #navarraenfiestas, nosotros barremos para casa y hablaremos de lo que conocemos. ¿Os suenan de algo los Sanfermines? Fiestas mundialmente conocidas por sus encierros, su colorido, su alegría. Pero en la que también abundan malos olores en san fermín, subidas de precios y bajada de calidad en general.

Normalmente, cuando celebramos algo importante, tiramos la casa por la ventana. Para ello preparamos una buena comida y sacamos el mejor vino o cava que tenemos en casa, o directamente nos vamos al mejor restaurante que nos podamos permitir. Si eso es así, ¿Por qué cuando llegan las fiestas populares hacemos justo lo contrario? Somos capaces de comernos unos fritos recalentados 5 veces, bebernos una cerveza calentorra en vaso de plástico o comernos un bocata de dudosa salubridad a las 4 de la mañana. Y todo ello, por mucho más dinero de lo que parece sensato.

En general, en la hostelería Pamplonesa, se diminuyen las cartas, no sólo los menús son más cortos, sino que las barras de pinchos también se simplifican. Esto lo entendemos perfectamente, cuando estás de fiesta, no te apetece tomar un pincho con cuchillo y tenedor, pero una cosa es simplificar y otra poner fritos a mansalva precocinados o bocatas de lomo con pimientos, eliminando toda tu oferta. Por otro lado, en las fiestas hay horarios, los que van a las 8 de la mañana después del encierro, no quieren lo mismo que los que van al vermut, los que salen a dar un paseo de tarde o los que se van de fiesta loca a la noche.

Se que tiene que ser difícil programar las fiestas, llevar un local que no cierra apenas dos horas al día, realizar limpieza y coordinar a los camareros, cocineros, proveedores, etc… Pero los tiempos están cambiando, demasiados locales ofrecen lo mismo, pocos de ellos se especializan, poca variedad, mismos carteles fosforitos “Katxi de Cerveza”, “Katxi de Kalimotxo”, “Katxi de sangría Don Simón”, mismas luces discotequeras a partir de las 6 de la tarde y mismo pachangueo musical. Y cada vez menos turismo (aunque la ciudad de la sensación de estar llena ), algo está cambiando.

Los turistas consumen en cualquier sitio donde vendan alcohol para llevar (la pueden comprar en todos los establecimientos que quieran, ya que el Ayuntamiento de Pamplona concede licencias express en esas fechas). Con lo que puedes ver una tienda pija de ropa durante el año, con sus cartelitos y sus litronas de San Miguel a dos euros. ¿Esto que genera para la ciudad? Turismo de baja calidad #hemosvenidoaemborracharnoselresultadonosdaigual ¿Y que genera en mí? Lo siento mucho tienda pija, pero no esperes que el resto del año entre a comprarte un vestido de 80 leuros.

Respecto a las bebidas lo de simplificar ya se queda corto, ya no es menor número de vinos a elegir, es que directamente buscan uno más barato para tener más rendimientos. Si normalmente los bares se quejan que no pueden tener un vino un poco más especial de lo normal porque no hay rotación, cuando tienen oportunidad de rotar y de sacar algo diferente, no lo hacen. Da la sensación de que los hosteleros piensan: la clientela no va a volver, da igual que les demos buena calidad, regulera o mala, son turistas de paso.

Desde aquí hacemos un llamamiento a la cordura, santifiquemos las fiestas, consumamos calidad también en Sanfermines. Premiemos a esos bares que en fiestas te ponen una buena copa de vino (incluso en ocasiones en copa de cristal #OMG), una buena cerveza o un buen pintxo/plato/ensalada/bocadillo o hamburguesa decente, sin que para ello tengamos que dejarnos el sueldo.

Read More
Foto local por fueraManneken Beer Festival

Manneken Beer Festival

Diez años han pasado ya, desde que Eneko e Iker, comenzaron a apostar por la cultura cervecera, desde un local de hostelería en Zizur. Diez años de profesión que les ha llevado a donde están ahora mismo. Tras el local de Zizur, se aventuraron a montar una tienda/franquicia de cervezas belgas, pero no terminó de funcionar y entonces, tras ese año frustrado, es cuando abrieron el pequeño templo de la cerveza en el barrio de Iturrama en Pamplona. De esto ya hace cinco años (el tiempo pasa rápido). Como era de esperar, su selección inicial eran cervezas belgas en botellín y un grifo rotativo. A pesar de que siguen manteniendo una buena selección de belgas, ahora su carta está repleta de ales de todo tipo, en botella o en barril, nacionales e internacionales. En 2013 pasaron de 3 grifos a 9 nada más y nada menos. Y esto por resumir mucho su recorrido…

“Cuando cates cerveza no mires la etiqueta, sumérgete en ti mismo para ver cómo nacen tus sensaciones. Cierra los ojos y mira con la nariz, la lengua y el paladar.” Pierre Pupen.

Frase pintada en la barra de Manneken Beer. Pamplona.

pOOOti98Durante estos años y siendo un referente en nuestra comunidad, han estado al pie del cañón en cuanto a novedades. Y llegó el momento de dar un paso más, el año pasado se hicieron elaboradores, complicándose más la vida, bajo el nombre de Biribil brewing. Y ya cuentan con dos cervecitas muy interesantes, una Pale Ale (Tartalo) y una tremenda doble IPA (Basajaun).

Como no iban a ser menos, se adelantan de nuevo y montan un día de especial por su quinto aniversario y en honor a todos los clientes que han sido fieles a este pequeño local especializado y dirigido a personas con curiosidad por este mundillo crean el Manneken Beer Festival. Contará con 29 grifos de cerveza artesana de 12 elaboradores nacionales de mucha categoría.

Los 9 grifos de Manneken serán destinados a los elaboradores navarros: Biribil brewing, Naparbier, Sesma brewing, Morlaco beer y Txikita. Serán servidas dentro del bar pero no por los elaboradores. Aunque los responsables de las cervezas estarán por allí al estilo “Meet the brewer”.

Además de los navarricos, también estarán por allí: Cervezas Yria (Toledo), Bidassoa basque brewery (Irún), Lupulus (Zaragoza), La Quince brewery (Madrid), Falken brewing (Vitoria) y Laugar brewery (Bilbao). Estos elaboradores tirarán su propia cerveza y podrás preguntarles lo que quieras. Un momento magnífico para iniciarse en cerveza artesana o para hablar sobre elaboraciones de cervezas concretas con los responsables de las cerveceras, incluso pedir consejos si eres elaborador casero (ejem ejem, atosigaremos a alguno de los asistentes)

Además durante el día, habrá sorpresitas varias, aunque eso creo que no se debe contar! Habrá que acercarse para verlo.

Fecha: Sábado 12 de Septiembre desde las 12:00h hasta el cierre.
Lugar: Calle Iñigo Arista 9. Pamplona
Vestimenta: informal
Advertencias: no deberías pedir caña con limón
Sugerencias: ir con mucha sed y ganas de pasarlo bien
Ayudica: comparte el evento en Facebook con los amigos a los que les pueda interesar ;-)
Evento en Facebook Manneken Beer Festival
Página en Facebook Manneken Beer

 

Read More
No criticarás en vano - El retrogusto es mío2 – “No criticarás en vano”

2 – “No criticarás en vano”

Ya nos lo contaron en el encuentro de bloggers al que asistimos hace un mes escaso, es curioso como se comporta la gente a un lado y otro de la pantalla. Tenemos la enfermedad del buenrrollismo, pero ojo, buenrrollismo 2.0. Vaya que por las redes todo es genial mientras que por lo bajini y en petit comité, la gente es peor que el “bonico del tó”.

Nos podemos encontrar a la persona entusiasta o “pelota” a la que todo le parece bien. ¿Bien? No, GENIAL. Menudo subidón! La primera vez que escuchas las excelencias de algo a través de su boca, te lo crees. Vas con toda tu buena fe, y oh… decepción. Piensas que pueden ser cosas del directo, que no tienes un buen día, o que tus gustos son diferentes. Una segunda decepción no puede ser una coincidencia. Si te dejas engañar una tercera vez, ya es tu problema. Un Ilunga de toda la vida, vamos.

Lógicamente, cuando algo es realmente bueno hay que decirlo alto. El problema viene cuando todo es siempre mega-especial. De esta manera todo es igual de bueno/malo, haciendo imposible sacar conclusiones de la calidad de un vino o una cerveza. Nosotros tenemos nuestras páginas de confianza (de esas que normalmente dan en el clavo el 90% de las veces) y nuestros dilemas respecto a las opiniones vertidas en programas de checkin de vinos y cervezas.

Por el contrario, como aficionados a la cata, muchas veces adoptamos el papel de criticones (Egos en potencia). Sin querer nos centramos en la búsqueda de fallos y defectos. Para cuando te das cuenta, estas poniendo a caer de un burro al enólogo, maestro cervecero, comercial, tendero, camarera o mozo de almacén que manipuló esa botella 6 meses antes. Quizás podamos llegar a ser buenos analistas, pero nos perdemos lo mejor: disfrutar del vino o la cerveza que tenemos delante. Además, en el proceso se puede hacer mucho daño. Ratebeer/Untappd/Vivino/Tripadvisor los carga el diablo y una crítica destructiva puede echar por tierra la buena labor de una bodega, una cervecera o un bar.

Que os voy a contar, que la única crítica de un vino seria que he hecho en los últimos años la tuve que borrar del mundo virtual porque al comercial casi le da un patatús cuando dije que su Syrah era un poco metálico… De su boca salió todo menos bonita, incluso hizo una referencia a: “Que sabrás tú, si tiene 92 puntos Peñín”. Mire usted, señor, Peñín me la sopla, compré su botella, le hice una crítica perfecta y no le gustó #ajoyagua. Hoy en día no hace falta decir que no habría borrado lo que escribí. 

En definitiva,  lo importante es llegar al equilibrio. Una crítica no tiene porqué ser mala. Tanto desde el punto de vista del consumidor como del elaborador, las críticas pueden llegar a ser muy útiles. Nos puede hacer abrir los ojos, ayudar a conocer el producto, detectar posibles fallos y aprender a corregirlos.

Hacer caso a Bryan y centraos en el lado bueno de las cosas, tened cuidado y sed respetuosos con las personas que están detrás de ese producto. No vaya a ser que en un mundo lleno de criticones, a los elaboradores se les quiten las ganas de hacer cosas nuevas. Total ¿para qué? Si todo está lleno de fallos…. Así que, recordad: “No criticarás en vano”

Read More
IMAG94321: “Te especializarás sobre todas las cosas” – Naparbier bar

1: “Te especializarás sobre todas las cosas” – Naparbier bar

Este verano me propuse un reto difícil, escribir diez artículos sobre el vino y la cerveza artesana, reflexionar (ya que actividades no hacemos muchas) y crear los 10 mandamientos de “El retrogusto es mío”. Supongo que conforme los vaya escribiendo, la gente me comentará ideas u opiniones y podré sacar algo en claro o interesante de todo esto.

Como bien os comenté en la primera entrada de la saga:

Los diez mandamientos del mundo del vino y la cerveza artesana, pretenden buscar algunos de los problemas que nos encontramos en locales de hostelería, con los programas de puntuación de vino o cerveza, con las fiestas, con lo artesano y natural, con las ferias y el todogratis, con la calidad de los productos que llegan al consumidor y con las colaboraciones y sinergias entre productores y comercios locales.

El primer mandamiento y en el que creo firmemente es el de la especialización de los bares/restaurantes. Pocas veces asisto a una inauguración de un local de hostelería con intriga, con emoción y con ilusión como el pasado 25 de Junio. Y es que Naparbier, nuestra microcervecera por excelencia abría un local en plena plaza del castillo, o como se dice aquí, en el ojete de la ciudad #navarrismo

En el estreno de @naparbierbar !!! Zorionak chicos!! Nos veremos pronto y muy a menudo!!

Una foto publicada por Ana – El retrogusto es mío (@elretrogusto) el

Parte de la ilusión que tenía ese día fue porque los responsables del proyecto, saben mucho de cerveza y se que un proyecto de tal envergadura sólo puede llevarse a cabo con personal bien formado y con conocimientos. Así pues el servicio que ofrecen, es muy bueno.  Aunque lo que me tenía realmente emocionada fue la cervecera en sí, Naparbier me flipa. Mira que yo no tengo merchandising de ninguna marca, pero de Naparbier sí, tengo un ajuar completo en casa: copas, vasos, abrechapas, posavasos, camisetas… Incluso el friki de Maiku brewing facebook ha hecho una talla de madera con las calaveras :O Y esto es rarísimo que pase en mí, soy infiel profesionalmente hablando.  Pero ahora mismo, no tienen rival en la península y su producto es maravilloso en su totalidad. Eso unido a la cercanía, a lo que han hecho por el sector cervecero a nivel estatal, a la creatividad que aportan en cada receta o colaboración, hace que los valore muchísimo más.

  Simplifica: sol//calor//cerveza//sunsetIPA @Naparbier #Naparbier ?   Una foto publicada por Ana – El retrogusto es mío (@elretrogusto) el

Volviendo al local, hay varias cosas que me alucinan: ante todo la variedad, 20 tiradores que rotan contínuamente y que generan expectación y diversión al cliente. Entre las 20 cervezas, siempre hay un gran porcentaje de cervezas suyas, con un nivel de frescura que en pocos sitios encontrarás. Si vas y no te atreves a elegir, déjate recomendar, lo harán bien. Y esta es la parte buena, les pides recomendación y ellos te preguntarán, te servirán lo mejor posible y te informarán de lo que vas a beber, para que más adelante u otro día, repitas o cambies de tercio.

No tienen máquina de tabaco, ni máquinas de apuestas ni tragaperras. Estas generan unos problemas sociales muy importantes, si te fijas un poco, en casi todos los bares convivimos con ellas. Un aplauso por eliminarlos de su local.

No tienen televisión, sólo tienen pantallas donde proyectan el programa de gestión de los tiradores  La información de próximos barriles aparece integrada con las redes sociales. Si eres asiduo de Twitter, te encantará su cuenta @naparbierbar, donde te anuncian el barril que acaban de pinchar al momento (#yoconfieso que lo suelo mirar antes de ir para elegir lo más nuevo). Si les nombras, aparecerás en la pantalla (oye que a mí me hacía una ilusión verme los primeros días que mejor no os cuento!!)

Esta es la televisión que todo el mundo desea… 20 tiradores de cerveza, en el bar de #Naparbier en #Pamplona ???

Una foto publicada por Ana – El retrogusto es mío (@elretrogusto) el

Y por último, tienen una buena carta, donde predominan las hamburguesas con carne ecológica de Finca Sarbil, pero donde también hay ensaladas, entrantes y picoteo en barra, con mucha calidad. Ya sabéis comida casera y cerveza artesana. Y para rizar más el rizo, elaboran pinchos incluyendo la cerveza para así hacer del producto en el que se centran, la estrella indiscutible del lugar. Por esto mismo, y por no desmerecer, no sirven vino. Y esto es parte de la gracia de especializarse, orientarse tanto hacia un producto que dominas que no tiene que haber más. Que la variedad venga porque puedes servir 20 o 30 variantes de un mismo producto y no tropecientosmil productos distintos y para todos los públicos. Por cierto dentro de estos productos incluyen también cervezas sin gluten artesanas.

He dejado de comentar la decoración y la música y algo llamado Naparground (que promete mucho), pero es que no quiero desvelar todos los secretos a los que vayan a ir próximamente… Espero que le haya picado a alguno el gusanillo de la cerveza artesana y venga a #Pamplona a visitarnos (Joder que bien se está en nuestra capital, txikita y apañada, pero pa’ que quieres más) y de paso tomarse unas buenas birras.

Read More

Uso de cookies

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio web utiliza cookies. Las cookies no son galletas, se utilizan para que tengas una buena experiencia de usuario y no para saciar tu apetito. Si pulsas CERRAR, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y para la aceptación de nuestra propia política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies